Nuestro Cacao

Venezuela cuenta con las condiciones climáticas y geográficas ideales para la producción de cacao. Por más de 400 años estas tierras fértiles han sido reconocidas por la alta calidad y amplia diversidad genética de sus cacaos. Nuestro trabajo ha consistido en llegar a los rincones más remotos de Venezuela para conseguir los mejores cacaos finos de aroma de origen único.

Entre nuestros cacaos se encuentran cacaos criollos, trinitarios e híbridos, todos cultivados bajo una cultura orgánica y con rigurosas prácticas de postcosecha como lo son el fermentado y secado. Somos muy meticulosos con nuestro cacao por lo que planificamos y controlamos cada uno de los pasos desde que se siembra la planta hasta que el cacao llega a sus manos.

Una parte muy importante de todo esto que hacemos es trabajar de la mano con los productores y retribuirles a ellos, sus familias y comunidades el esfuerzo de su trabajo por medio de un comercio justo. Invertimos en brindarles las herramientas y conocimientos necesarios para que dichos productores aumenten su producción y produzcan cada vez más y mejor cacao. También creamos consciencia sobre el respeto al medio ambiente y la preservación de nuestra fauna y flora.

Como venezolanos y seres humanos, buscamos hacer lo posible por crear estabilidad social y mejorar la calidad de vida de estas personas que viven del cacao. Sólo con un comercio justo podremos asegurar un crecimiento económico sostenible y equitativo que se verá reflejado en un futuro próspero y un mundo mejor para todos.